Plantas Medicinales

Guía de las plantas medicinales, propiedades y tipos de plantas. Hierbas medicinales, remedios naturales y plantas aromáticas. Naturopatía, Fitoterapia y Aromaterapia

Plantas Medicinales

Las plantas medicinales, fueron los remedios naturales que durante mucho tiempo se usaron como únicos recursos de que se disponía por parte de los médicos, que utilizaban las hierbas medicinales en la aplicación de la fitoterapia para tratar las enfermedades. La naturopatía también es un sistema de medicina natural antiguo, que se basa en el uso de plantas medicinales aunque en el intervinienen otros factores además de los preparados.
El desarrollo de la química a principios del siglo XX y la puesta en marcha de procesos de síntesis orgánica, desembocaron en la puesta en marcha, por parte de la industria farmacéutica, de la producción de medicamentos. La medicina moderna pudo entonces combatir con eficacia numerosas enfermedades hasta entonces incurables y a menudo mortales, como las infecciones, gracias al empleo de sulfamidas, antibióticos y otros compuestos químicos.

Esto no significó que las plantas medicinales y los remedios naturales que se extraían de ellas quedaran olvidados. La medicina natural, basada en la sábia aplicación de las plantas medicinales se conserva activa y más presente que nunca en la fitoterapia, los herbolarios, la naturopatía y los centros de medicina alternativa. El continuo perfeccionamiento y descubrimiento de nuevas hierbas medicinales, métodos, avances en naturopatía, aplicaciones en fitoterapia y remedios como coadyuvante en los tratamientos químicos o con antibióticos, sustancias como las vitaminas, hormonas, productos antimicrobianos, antivíricos o antitumorales, procedentes de especies de plantas conocidas o de reciente descubrimiento, están contribuyendo al desarrollo de la fitoterapia y la actual medicina, basada en las plantas medicinales. Igualmente, la cosmética natural, basada en la aromaterapia, posee innumerales ventajas terapéuticas tanto en aplicaciones internas como externas.

Tanto es así que la actual industria farmacéutica ha hecho poner en marcha grandes extensiones de terrenos, dedicados al cultivo y experimentación con plantas medicinales que posteriormente son utilizadas como materia prima de fármacos.

Cada vez son más las personas enfermas que tratan de saber y encontrar respuestas a sus dolencias con la naturopatía y el uso de las plantas medicinales. Sin embargo, es importante saber que las hierbas medicinales y las sustancias naturales no son siempre apropiadas para todas las situaciones, para todas las personas, ni para todas las enfermedades. Por tanto, en la fitoterapia, siempre debe ser el médico quien determine la forma de actuar, el tratamiento a seguir y la receta definitiva. Ya que aunque las plantas medicinales presentan innumerables ventajas en comparación con los tratamientos químicos, no siempre las hierbas medicinales son adecuadas para nuestro organismo o dolencia, existiendo algunas plantas que son incluso venenosas. De forma que siempre y antes de tomar ningún tipo de preparado o plantas medicinales, debemos contar con la opinión y prescripción del médico y así evitar efectos indeseables.

La naturopatía, así como la utilización de remedios naturales basados en las plantas es tan antiguo como el hombre. Datos fehacientes de sus usos se recogieron en papiros egipcios o en tablillas de Mesopotamia. La India contribuyó enormemente al desarrollo y conocimiento de las especies vegetales y sus aplicaciones terapéuticas recogiéndose en escritos como el manual de medicina de Vagbhata, el Bower y otros muchos. La India ha proporcionando gran cantidad de plantas medicinales que se continúan usando en la actualidad como: la pimienta, alcaravea, el cardamomo, jengibre, clavo, nuez moscada, aceite de ricino, aceite de sésamo, áloe, raíz de galgarria, té, caña de azúcar, etc. Los remedios naturales indios se extendieron por toda Asia y Europa en tiempos de la ruta de la seda y la ruta de las especias. China igualmente contribuyó de forma espectacular en la consecución de remedios basados en la medicina natural. El famoso tratado de farmacología Pen ts’ao kang-mou publicado en 1597, contiene 8.160 fórmulas, que se preparaban a base de 1.871 sustancias, principalmente vegetales. A China se le debe el conocimiento y utilización con fines terapéuticos de plantas como: la berenjena, la calabaza, el ruibarbo, el alcanfor, la efedrina, el badián (anís estrellado), el ginseng y el té entre otros muchos.

Griegos, romanos y sobre todo los árabes con excepcionales médicos como Avicena (Abu Ali Ibn Sina, 980-1037), fueron recabando gran cantidad de manuscritos y realizando numerosas investigaciones y avances en el uso de las plantas medicinales.

La llegada de la imprenta y el descubrimiento de América, trajeron no sólo la difusión de los estudios y experiencias en naturopatía, medicina natural y sus conocimientos, sino la gran cantidad de nuevas plantas medicinales que desde América se pudieron descubrir, conocer y estudiar para sus aplicaciones en fitoterapia como remedios naturales ante determinadas enfermedades.

Actualmente, son muchos los centros de investigación y empresas farmacéuticas que continúan investigando en la aplicación de las plantas medicinales como remedios en las enfermedades. La fitoterapia, al igual que la aromaterapia y otras formas de medicina alternativa, tienen aun mucho mucho por descubrir y son numerosos los investigadores que consideran que es en la naturopatía, en las hierbas medicinales y los productos vegetales en donde está el futuro de la terapéutica.